Tag Archives: Premio Nobel de literatura

Premio Nobel de literatura 1902

9 Abr

Theodor Mommsen

Recibio el Premio Nobel de Literatura por su obra “Historia de Roma”, fue filosofo e historiador Aleman.

“the greatest living master of the art of historical writing, with special reference to his monumental work, A history of Rome“. “El más grande maestro vivo en el arte de la escritura historica, haciendo especial alusión a su monumental trabajo “una historia de Roma” Premio Nobel 1902.

Una Historia de Roma: es una obra de tres tomos que se publico por primera vez en 1856.

Me parece una tontería recordarles que este libro no tiene copy right así que pueden acceder al original gratuitamente, esta en google books. De todas formas esta a la venta en Amazon, si desean pagar por él y tener su versión impresa.

Anuncios

Premio Nobel de Literatura 1901

4 Mar

Sully Prudhomme

Fue un notable ensayista y poeta francés del siglo XIX (Nació en 1837 y murió en 1907) . Utilizo como nombre artistico, René François Armand. Se le fue otorgado el premio novel “en especial por su composición poetica, que es una muestra de su excelso idealismo, perfección artística y una rara combinación de cualidades, tanto intelectuales como del corazón”

La justicia (1878) y La dicha (1888) han sido consideradas sus obras maestras.

Aquí les dejo un poema del autor “El búcaro roto”, traducido por Leopoldo Díaz

EL BUCARO ROTO

El vaso en que agoniza esta verbena

un golpe de abanico estremeció;

debió el golpe sutil rozarlo apenas,

pues que ruido ninguno se escuchó.

Mas la leve, invisible rasgadura,

de marcha persistente, siempre igual,

con su fina, constante mordedura,

lentamente rodeando fue el cristal.

El agua destiló gota por gota,

la savia de la flor se extingue ya,

pero la oculta herida nadie nota :

¡el vaso no toquéis, que roto está!

Así la mano que nos es querida,

nos hiere, sin saberlo, el corazón;

se agranda en él la misteriosa herida

y sucumbe la flor de su pasión.

Intacto queda ante la faz del mundo,

sintiendo allá en su fondo, que no veis,

dilatarse y gemir su mal profundo:

¡el vaso roto está, no lo toquéis!