Una nota anónima (cap 1)

29 Mar

Una nota anónima en el correo me llevo hasta un baño publico, hace años abandonado, cerca del Hospital de Puerta de Hierro. La basura y las hojas de los arboles se habían acumulado en la entrada por años de descuido, desde que fuera clausurado. Ahora se hacía casi imposible entrar. “No creo que encuentro ninguna pista sobre su paradero en un lugar como este” me dije. Pero aún así tenia que cerciorarme.

La reja que sellaba la entrada no cedió ni un centímetro, a pesar de mis múltiples intentos por abrirla. Estaba perdiendo las esperanzas cuando advertí una pequeña ventana de luz, del tamaño justo para que una persona menuda, como yo, entrase, aunque no sin dificultad. Si entrar era tarea titánica, salir parecía imposible, pero no podía abandonar el único indicio que tenia de mi hermana.

Carmina había desaparecido dos años atrás, en el más absoluto misterio. Nadie conocía su paradero y aun menos los motivos que la hubieran llevado a irse o quizás la palabra correcta sea: huir de nosotros, su familia.

Los meses que siguieron a su ausencia pasaron sin noticias, no hubo llamadas pidiendo rescate, solo un profundo y prolongado silencio. No sería más que la calma que precede a la tormenta, dado que un poco después de cumplirse el primer año de su desaparición, recibí la primera nota anónima.

Pocos sabían de la desaparición de Camila Santos y la familia en pleno acordó frenar que aquella noticia saliera a la luz, no por su seguridad sino por una compleja gama de razones económicas

Sin pensarlo más cogí impulso y me precipite por aquella ventana. Al reponerme del golpe pude comprobar que me encontraba en lo que hubiera sido un baño de caballeros, aunque era difícil detallar el lugar porque mis ojos no se habían adaptado a la falta de luz, pero el hedor, que al principio era casi imperceptible se hacía insoportable por segundos.

“Tiene que ser un cadáver en avanzado estado de descomposición” pensé “Carmina” grite y sin pensarlo me dispuse a buscar el origen de aquel olor, pero antes de que pudiera hacer nada me desmaye.

2 comentarios to “Una nota anónima (cap 1)”

  1. Jose 31 marzo, 2010 a 10:40 am #

    Espero con ansias saber que le paso a Carmina…

    • kcabrera3 31 marzo, 2010 a 10:59 am #

      Continuara… pronto!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: